Web de turismo de Chinchón

Inicio > Conoce Chinchón > Rutas

Rutas

Ruta de tradiciones y costumbres

 

El Castillo de los Condes

Comenzamos en El Castillo de los Condes, que debió construirse a finales del S.XV, aunque la construcción que podemos admirar es una reconstrucción de finales del S.XVI sobre los cimientos del anterior. Sufrió las consecuencias de la Guerra de Sucesión, pero queda prácticamente destruido en el año 1808 durante los tres días de asedio a Chinchón por las tropas francesas. La última misión de este edificio fue albergar una fábrica de licores. El castillo está construido sobre un talud, lo cual nos brinda una de las vistas más bellas de nuestra ciudad y sus cultivos. Este majestuoso castillo, al que le faltan dos cuerpos, vigilaba y protegía desde lejos a los vecinos de Chinchón.

 


Casa de la Cadena

Después descendemos por la calle del Convento y llegamos a una de las casas con más historia de Chinchón. La casa es una construcción barroca de finales del S.XVII, con la fachada ordenada en tres cuerpos y puerta de acceso adintelada y encima de la misma un escudo que contiene una mano sujetando con una cruz con la siguiente inscripción: "IHS-MARIA/ABRACANDOME CON/ESTA ME LIBRO DIOS/ DE LA ENBIDIA. A esta casa se la conoce como Casa de la Cadena, por la cadena que se colocó frente a ella por pernoctar en el año 1706 el rey Felipe V.

 


Plaza Mayor

Llegamos a nuestra pintoresca Plaza Mayor. Les asombraría saber que antiguamente era un jardín dónde abrevaban las reses y que con el paso de los años ha llegado a convertirse en el símbolo de esta ciudad. En este bello lugar se mezclan las tradiciones de las gentes del pueblo, así como las relacionadas con la afición taurina. Balcones, columnas, claros, toriles, terrazas, comercios, etc. Podemos visitar el antiguo lavadero, de gran belleza, donde está ubicada la Oficina Municipal de Información Turística. Después podríamos degustar alguna tapa y algún buen vino del pueblo, abriendo boca hasta la hora de comer. Deberían quedarse a comer, ya que Chinchón tiene una merecida fama tanto en su amplia oferta gastronómica y en su gran calidad. Sin olvidarnos de su repostería, anises y dulces.

 


Hacia la Torre del Reloj

Seguimos nuestro camino a través de la empinada calle de las dos columnas, llamadas "columnas de los franceses", que por una típica calle de Chinchón, de piedra y tejón, nos conduce al gran muro de la Torre hasta la Plazuela de Palacio, así denominada por haber existido en ella el antiguo Palacio de los Condes y en cuyo emplazamiento se encuentra el Teatro Lope de Vega.

 

Después de la subida, lo mejor para recuperar el aliento es contemplar desde la Torre del Reloj la magnífica vista que se nos brinda desde aquí. Una de las más bellas estampas de Chinchón. Aquí podrán ustedes descifrar el dicho popular "Chinchón tiene una torre sin iglesia, y una iglesia sin torre".

 


Teatro Lope de Vega

Una vez recuperados vamos caminando hacia el Teatro Lope de Vega. Lo llaman "La pequeña Bombonera". Construido en 1891 por la Sociedad de Cosecheros y que guarda en su interior una auténtica joya.

Saliendo del teatro destaca un busto de la IV Condesa de Chinchón, Virreina del Perú, que fue la que introdujo la quina o quinina en Europa. En honor a esta dama, el árbol de la quina se conoce como "cinchona".

 

¿Les ha gustado? Lo mejor de todo, es que Chinchón no termina aquí, queda mucho más..